Unos tres mil feligreses marchan para exigir freno al aborto

Este miércoles, unos tres mil feligreses marcharon por las principales calles de la capital del estado, para pronunciarse en contra del aborto, luego de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) promoviera una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Y es que para la CEDH debe insertarse en el Código Penal del Estado de Tlaxcala varias causales sobre este sentido, para que en determinados casos se permita abortar a las mujeres, mientras que la Diócesis expresa que en todo caso debe haber un “sí” a la vida.

Antes de iniciar la marcha, el obispo del estado, Francisco Moreno Barrón advirtió -frente a unos dos mil 500 feligreses que se dieron cita en la Basílica de Ocotlán- que existe el riesgo de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declare procedente y fundada la acción de inconstitucionalidad promovida por la CEDH.

Durante su arenga, sostuvo que dicha argumentación jurídica, propia de la CEDH o de los ministros se derive la invalidez de los artículos impugnados e incluso alcance a que el aborto deje de ser un delito en Tlaxcala y que pudiera tomarse como modelo en otros estados del país.

“Por eso estamos aquí en esta marcha, con un amplio registro de firmas que llegan a más de 60 mil para manifestar nuestras convicciones más profundas sobre la vida humana… pedimos que la SCJN que atienda lo que la CEDH ha planteado y que no desvíe su atención a discusiones que no estén planteadas”, subrayó.

Ya en su marcha, los feligreses caminaron sobre la avenida Ocotlán hasta llegar al zócalo capitalino para luego caminar hasta la avenida Juárez y así, enfilarse la avenida Revolución y así concretar su caminata frente a la CEDH.

A su paso por las calles, entregaron trípticos mientras el obispo dé Tlaxcala encabezó la marcha y fue quien canalizó un documento y el contenido de las firmas al presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Francisco Mixcoatl Antonio donde expresan su rechazo a la practica del aborto.

Cabe señalar que la Diócesis de Tlaxcala recurrió al acarreo de feligreses como hacen los partidos políticos, ya que tuvieron que distribuir camiones de pasajeros de las 57 parroquias que hay en la entidad.

En el transcurso de la marcha se dijo una y otra vez que no es un movimiento político, pero lo cierto, es que hubo militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) mezclados entre los feligreses que se dedicaron a reportar sobre esta manifestación a sus líderes.

* Información JAVIER CONDE

Comentarios