Llama obispo de Tlaxcala, a velar por los más necesitados

El obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón llamó a los feligreses a intensificar la oración por la unidad y la paz y a poner “en las manos de Dios, todo lo que somos y tenemos, nuestra alegrías y nuestras penas, nuestros trabajos y fatigas, nuestras dificultades y nuestras esperanzas”.

En este viernes santo, el jerarca de la iglesia católica añadió que los sacerdotes del presbiterio de Tlaxcala renovarán aquí mismo las promesas o votos solemnes que hicieron el día de su ordenación ante su obispo y ante el pueblo.

Del mismo modo, el presbítero expresó que “en la consagración, inmolémonos juntamente con Cristo al Padre Celestial, dispuestos a prolongar este sacrificio en la entrega constante y generosa a nuestros hermanos”.

“Nosotros somos hombres que se van realizando en su vocación al amor, que aman a sus hermanos y se dejan amar por ellos; queremos vivir radicalmente el mandamiento nuevo que nos dejó el Señor, vivirlo con nuestra gente”, citó.

Y es que se refirió indirectamente al problema religioso que persiste en el municipio de Ayometla a cuyos feligreses que piden la salida del cura René Juárez, los conminó a vivir en armonía lo que resta de la Semana Santa e hizo votos porque pondere la comunicación y el buen entendimiento.

Por ello, expresó que su vocación sacerdotal no es para ser servidos, sino para servir, por eso estamos llamados a ver por el prójimo, especialmente, por los pobres, por los tristes, por los indefensos que no tienen voz.

En su homilía, expresó que también es importante ver por los
migrantes, por las víctimas de la trata de personas y a todo aquel que nos demande una palabra, una sonrisa, un cuidado por pequeño o insignificante que parezca.

Por ello, pidió a los sacerdotes alabar a Dios por todo el bien que “hayamos podido hacer a su pueblo santo, y para reconocer con humildad aquello en que, por nuestra debilidad, le hayamos fallado a él y a nuestros hermanos.

* Información JAVIER CONDE

Comentarios