Emite CEPC recomendaciones ante granizadas atípicas

Ante la presencia de granizadas atípicas que se han presentado en los últimas semanas en la entidad, la Coordinación Estatal de Protección Civil (Cepc) emitió una serie de recomendaciones para que la población en general tome sus previsiones antes, durante y posterior a este fenómeno climatológico.

En este sentido, la dependencia detalló que debido a los efectos de las tormentas de granizo, es conveniente que la población aprenda a protegerse de estos fenómenos y tomar medidas preventivas como son: asegurar los objetos del exterior de la vivienda que puedan desprenderse o causar daños, debido a los fuertes vientos que caracterizan a este fenómeno climatológico.

Asimismo, cerrar las ventanas y correr las cortinas, reforzar las puertas exteriores, quitar las ramas o árboles muertos que puedan causar daño durante una tormenta y estar atentos a los avisos de tormentas severas que emite el Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a través del sitio web smn.cna.gob.mx cada seis horas.

Las tormentas de granizo (granizadas) son un tipo de precipitación en forma de piedras de hielo y se forma cuando las gotas de agua o los copos de nieve formados en las nubes son arrastrados por corrientes ascendentes de aire.

Los daños que puede provocar la precipitación en forma de granizo depende de su cantidad y tamaño, sobre todo cuando viene acompañada de un gran flujo de agua, lo que puede provocar lesiones o poner en riesgo la vida de las personas.

En tal caso, se recomienda que cuando la tormenta de granizo es mayor a los 30 centímetros, las personas que se encuentran en edificio o casa permanezcan adentro y de preferencia en la planta superior del inmueble, también que se mantengan alejadas de tragaluces y ventanas.

De la misma forma, si la vivienda tiene techo de lámina de cartón o asbesto, las personas deben protegerse debajo de una mesa o dentro de un ropero, ya que el granizo puede perforar el techado y ocasionar lesiones, graves daños físicos e incluso la muerte de los ocupantes.

En el caso de la vía pública, si una persona es sorprendida por una granizada, debe buscar refugio inmediatamente, además si no puede encontrar protección para su cuerpo entero, al menos tiene que proteger su cabeza; alejarse de las áreas donde la granizada es muy copiosa, de las alcantarillas y de las zonas bajas para evitar ser arrastrada por el agua o por el gran volumen de granizo.

Si alguien viaja en automóvil se recomienda evitar conducir en áreas con volúmenes grandes de granizo precipitado; cerrar todas las ventanas y permanecer dentro del vehículo con el motor apagado.

También debe alejarse de las ventanas del automóvil, cubrirse los ojos y, en la medida de lo posible, permanecer boca abajo en el piso o inclinarse en el asiento dando la espalda a la ventana.

Otra de las recomendaciones si se queda varado en un congestionamiento vehicular, es apagar el automóvil y si lo debe de mantener encendido, abrir un poco las ventanas para que circule el aire, dejar de conducir y buscar un lugar seguro cercano para estacionarse debajo de algún techo para mayor seguridad.

La dependencia estatal puntualizó que posterior a una tormenta, el peso del granizo podría generar daño en los techos de las casas, por ello se recomienda quitarlo y en el caso que esto no sea posible, se debe evacuar la vivienda para dirigirse a una zona segura o refugio temporal.

Las autoridades ponen a disposición de la ciudadanía el servicio de emergencias a través del 066 y en la Cepc los números de atención: 01246 46 25479 y 46 21725.

Comentarios