Desprecian candidatos el poder de las redes

Desprecio total por el uso de las redes sociales como herramienta electoral, acusan los candidatos de todos los partidos, que aspiran a obtener una diputación federal, en los tres distritos de Tlaxcala, revela un análisis elaborado por este medio informativo.

Y es que en la mayor parte de los casos, los aspirantes a una curul en San Lázaro apenas tienen cuenta de Facebook; además son muy pocos los que se aventuran a tener una cuenta en Twitter, y de manera general no cuentan con una página web sobre su candidatura, y no poseen cuentas en Instagram o Youtube.

Eso significaría que la mayor parte de los aspirantes, desprecian a uno de los nichos que, en las últimas elecciones federales y locales, definen las elecciones: los jóvenes.

De acuerdo con el estudio realizado, uno de los principales errores que cometen los candidatos de todos los partidos es un mal manejo de su imagen ante el electorado, en sus fotografías de perfil y de portada, donde no cuidan elementos mínimos de composición o de imagen corporativa.

Asimismo, el desconocimiento del uso de esta herramienta hace que los aspirantes a un cargo de elección popular solo ocupan las redes sociales para publicar algunos actos de campaña, pero sin contenido real para convencer a sus potenciales electores sobre la propuesta política que ofertan. En

este sentido no hay ni plataforma, ni ideario ni otro aspecto que permita identificar un verdadero contenido político.

Vale la pena hacer mención que, al menos en las redes sociales, todos los candidatos muestran civilidad y no emplean ataques o denostaciones en contra de sus rivales políticos.

Pese a ello, otro error que puede afectar la percepción de los candidatos en el electorado es el descuido en la forma de vestir, pues de manera generalizada la gran mayoría de los candidatos y candidatas optan por un estilo cómodo pero desenfadado y descuidado.

Adicionalmente, el nivel intelectual que aportan a su estrategia de campaña es muy pobre, si nos guiamos por la forma en que escriben sus publicaciones, pues aunque la mayoría maneja correctamente el idioma y el lenguaje, también es cierto que la gran mayoría incurre en vicios del lenguaje que denota poco cuidado, sino es que ignorancia.

Por si eso no fuera suficiente para que los candidatos debiliten sus campañas, quienes tienen una cuenta de Facebook minimizan el contacto con los usuarios de esta red y poco, sino es que nada, interactúan con quienes ingresan a sus perfiles para conocer su oferta política.

Hay quienes incluso tienen quejas de algunos cibernautas por la falta de atención por parte de algunos políticos en particular.

¿Hasta dónde pretenderán llegar los candidatos de todos los partidos con estrategias tan pobres?

Distrito I

En términos generales, los candidatos del primer distrito electoral federal en Tlaxcala son los que tienen una mayor noción de lo que pueden representar las redes sociales en el ejercicio político, particularmente en una elección. DE los 10 aspirantes a la curul por esta circunscripción, solamente uno no posee cuenta de Facebook.

Es menester reconocer la escasa cultura visual de los candidatos y la falta de un equipo de campaña que atienda uno de los sectores emergentes en cualquier proceso electoral: las redes sociales. Por esta razón podemos fotos de perfil y de portada como si fueran hechas para el perfil de un adolescente, tomadas sin propósito y con escasa calidad.

Genera ruido que por la falta de conocimiento del funcionamiento de las redes sociales, los candidatos se limiten a publicar, pobremente, aspectos de algunas reuniones o actividades de campaña.

Y no hablemos de la manera que tienen de comunicar e interactuar con los cibernautas, donde también se puede apreciar falta de objetivos y metas.

Partido Acción Nacional / Orlando Santacruz Carreño

La foto de su perfil está bien elaborada y se cuidan todos los detalles, reforzando con el color del fondo la identidad partidista. En la foto de portada se observa algo de diseño y se antepone la imagen corporativa del PAN.

Respecto a los contenidos que publica este personaje, hace algunos comentarios sobre las prioridades de su agenda (por ejemplo, salud), pero no plantea propuestas concretas ni posibles proyectos de ley para cumplir con lo que llama sus “compromisos”.

Las fotografías tienen una intención comunicativa y las refuerzan incluyendo en ellas la imagen corporativa de su campaña. En algunos casos no está cuidada la calidad de las imágenes en cuanto a iluminación o pixelaje.

En el perfil de este político, no se observa ni el sentido de pertenencia a su partido, además de que es nula la referencia a los principios ideológicos del PAN. Se cuida de no mencionar a sus oponentes o a los partidos contrarios al suyo.

Respecto a la forma en que viste para asistir a sus actos de campaña, Orlando Santacruz se presenta de manera informal (mezclilla y camisa blanca con chaleco negro), y no muestra elementos que refuercen la imagen corporativa de su partido.

La redacción que emplea en su página de la red social, el panista presume una forma sencilla y clara, para comunicar concretamente sus ideas, aunque presenta algunas faltas de ortografía. Además, se puede decir que emplea un lenguaje claro y asequible para sus seguidores.

Se observa un bajo perfil para interactuar con sus seguidores, ya que responde a los comentarios de sus seguidores de manera oportuna y respetuosa pero sin mostrar un compromiso con sus ideas, valores o principios.

Según los datos recabados de su perfil de FB, cuenta con un total de 5371 seguidores, a los que escasamente trata de introducirlos en un tema específico a través de pocas etiquetas (o hashtags, como #ClaroQuePodemos #APocoNo #CambiandoElRumbo #BuenasIdeas).

En la página de facebook únicamente promociona su cuenta de twitter: @orlandotlaxcala, y no se encontró referencia alguna a una página web o a otros espacios de redes sociales como Instagram o Youtube.

Partido Revolucionario Institucional / Rosalinda Muñoz Sánchez

Su foto de perfil está cuidada técnicamente (iluminación, encuadre…), pero faltó cuidar la imagen personal de la candidata (peinado, maquillaje, postura).

En la foto de portada no se nota cuidado en el diseño, está muy simple y se desperdicia mucho espacio.
Aprovecha, este espacio para subir breves videos a modo de comerciales de televisión que están bien elaborados.

Respecto al contenido que publica a través de la red social, la candidata se limita a dar algunos saludos o que inicia una jornada. Se nota que las publicaciones las hace al inicio y al término de cada jornada.

No hay posicionamientos de la candidata sobre temas discutidos o abordados durante sus reuniones de campaña.

Se limita a publicar fotografías las cuales, por cierto, tienen comentarios muy breves. En algunos casos la fotografía que maneja es deficiente en cuanto a iluminación e incluso en los planos y puntos de vista que maneja, que en lugar de beneficiar, perjudican a la candidata.

Rosalinda Muñoz deja a un lado las denostaciones a otros candidatos y partidos, pero en contraparte, ni siquiera habla de su partido y sus principios e ideología.

Su vestimenta en los actos de campaña de las imágenes públicas en la red social, es muy informal y poco cuidada, especialmente en el manejo de una imagen corporativa.

La redacción que emplea esta persona muy simple, e incluso incurre en vicios del lenguaje que dificultan la calidad de sus mensajes. El lenguaje que maneja este perfil es sencillo y no está cuidado para resaltar ideas o frases de la candidata.

No se observa que responda a los comentarios (todos de simpatizantes). Incluso le cuestionan (Nath Grace Cuesta): “¿twitter, instagram, correo? ¿Dónde están todas las redes sociales?”. Y ni así responde.

En este perfil están registrados 6415 seguidores a los cuales se les trata de convencer (según los usos y costumbres de las redes sociales) de únicamente un hashtag: #MujerQueTrabajaYCumple. No tiene cuentas de otras redes sociales (twitter, Instagram o Youtube) y tampoco cuenta con su página web personal.

Partido de la Revolución Democrática / Ernestina Ramírez Ortiz

Su foto de perfil muestra una imagen que busca frescura, más allá de las poses tradicionales. Técnicamente esta cuidada, con lo cual genera una buena impresión, la cual decae cuando vemos la foto de portada, la cual está muy pobre en cuanto a composición y mensaje.

Respecto al contenido que publica, no presenta un posicionamiento sobre su plataforma de trabajo. Escasamente publica algunas actividades en las que participa pero sin plantear acciones concretas.

No incurre en la acción de descalificar a sus adversarios o a los partidos contra los que compite, pero de igual manera poco deja ver su sentido de pertenencia al PRD.

Su forma de vestir es informal y hasta descuidada, según se aprecia en las imágenes que subió a la red social. Consiste en mezclilla y camisa amarilla. Sin embargo, los planos que emplean en sus imágenes poco favorecen en su imagen y postura.

Para comunicarse con los visitantes de su página, emplea una redacción clara y concreta; cuida la ortografía y tiene una idea clara de lo que quiere transmitir en sus mensajes. También emplea un lenguaje claro, sencillo, sin mucho rebuscamiento o figuras complejas.

Prácticamente no hay interacción con sus seguidores, pues no existen comentarios de sus seguidores en las muy pocas publicaciones que ha realizado.

Según las estadísticas de la página de Facebook de Ernestina Ramírez Ortiz, existen 29 seguidores registrados, a los cuales se pretende convencer de los siguientes hastags: #JuntasLoLograremos, #Tu vozEsMiVoz, #DistritoI, #Mujeres.

Esta política tlaxcalteca no tiene página web y tampoco tiene en su haber cuentas de Twitter, Instagram o Youtube.

Partido del Trabajo / Reyes Ruiz Peña

Su foto de perfil, deja mucho que desear para efectos comunicativos; nunca fue planeada y además existe mucho ruido que distrae. Más cuidada es la imagen de portada, pero sin ninguna referencia a por qué aparece como personaje público en su perfil, por lo que la información que se pueda aprovechar para una campaña es escasa, sino es que nula.

Este ex presidente municipal de Apizaco, publica apenas dos estados desde que asumió como candidato de su partido. Una corresponde a su foto deportada y otra cuando anuncia que participará en la contienda electoral.

En la mayoría de sus publicaciones aparecen imágenes en las que no necesariamente aparece este personaje, en su calidad de personaje público, sino publicaciones que hacen algunos medios informativos sobre declaraciones del propio candidato.

Este es, sin lugar a dudas, uno de los dos casos en lo que se emplea la red social para denostar a otros partidos o candidatos. Centra el blanco de sus ataques contra la figura de Orlando Santacruz; y aunque busca argumentos para sostener su punto de vista descalifica a las personas en sus publicaciones.

En las imágenes que aparece, su vestimenta es muy descuidada; aunque únicamente aparece en plano medio corto, se puede distinguir que emplea una camisa blanca con el logo del partido al que pertenece: el PT.

Su redacción es muy escueta, casi de manera telegráfica, aunque logra transmitir de manera clara su mensaje. A veces incurre en el uso de palabras altisonantes; en la mayor parte de sus publicaciones su lenguaje es básico. De hecho, prefiere copiar los títulos de las publicaciones con las que acompaña sus estados.

A pesar de que en algunas publicaciones existe respuesta de sus seguidores, no se aprecia que responda a los puntos de vista de quienes visitan su página.

Cuenta con un total de seis mil 12 seguidores en esta red social, y pese a ello, de plano no tiene idea de cómo funcionan las redes sociales y por lo tanto no maneja recurso del hashtag para sus propósitos de campaña.
Facebook es la única alternativa de presencia a través de la red mundial de internet.

Partido Nueva Alianza / María del Carmen Vázquez Arelio

Para promover su imagen como política, la foto de su perfil poco convence, ya que aparece rodeada de dos personajes pero en una actitud displicente que trata de ser de triunfo. Su imagen de portada es muy rudimentaria y no enfatiza su actividad; se limita a utilizar el hastag #SoyTurquesa.

Apenas usa Facebook para difundir su imagen. Solo tiene dos publicaciones ya en campaña pero no habla acerca de su plataforma ni de la ideología del partido que representa. Se limita a decir que su gran preocupación es la educación pero no explica cómo atenderá este rubro en caso de llegar a San Lázaro.

Sus fotografías están apoyadas por pequeños pies de foto. No hay idea clara de lo que pretende comunicar a través de la imagen y las tomas son deficientes en cuanto a oportunidad, encuadre y punto de vista.

La candidata del Panal demuestra respeto por sus adversarios políticos, a quienes no toca. Pero tampoco se encarga de ensalzar las virtudes del instituto en que milita o del proyecto político que encabeza.

La forma en que viste sencilla pero agradable, al menos en las dos imágenes tomadas en campaña. Porta pantalón de vestir azul marino con camisa blanca y chaleco oscuro con el logo del Panal; refuerza su imagen con una mascada que lleva al cuello.

Transmite de manera efectiva sus mensajes al emplear una escritura ágil y clara. No se observaron faltas de ortografía o fallas por un mal uso del idioma. Refleja su carácter de maestra, que se refuerza porque su lenguaje es sencillo y claro pero empleado con naturalidad y efectividad.

No hay interacción de ningún tipo con quienes visitan su perfil de Facebook, ni siquiera cuando sus potenciales seguidores comentan los estados que publica.

Únicamente se apoya en los siguientes hashtags para tratar de generar conciencia entre sus seguidores: #OportunidadesParaTí #NoTeConfundas #TurquesaEsTuColor.

No obstante, no cuenta con otras alternativas de comunicación virtual: página web, Twitter, Instagram o Youtube, y en Facebook únicamente cuenta con 78 seguidores.

Movimiento de Regeneración Nacional / Alfonso Abraham Sánchez Anaya

La imagen de perfil que maneja este candidato aunque es de estudio y está bien cuidada y lograda, más parece promocionar al líder de su partido que la imagen del candidato.

En cambio, la imagen de portada, más centrada en la persona que en el proyecto, refleja una alta megalomanía del candidato.

Aprovecha el potencial de la red social para para difundir unos cuantos videos a modo de spot televisivos.

Integrante de un partido opositor, el contenido de este candidato se centra en criticar las acciones de los gobiernos (en videos) y de publicar enlaces de algunas publicaciones en las que se redactó algo dicho por el propio candidato.

Sin embargo no hay publicaciones en las que se dirija a sus seguidores y mucho menos en las que ponga de manifiesto su proyecto político, su ideología o su trabajo de campaña.

En este caso, el candidato se concentra en repetir fotografías publicadas en medios de comunicación, con las que se vistieron algunas notas sobre el personaje en cuestión.

Además, es menester remarcar que este candidato, después de haber ocupado varios cargos de elección popular, sabe perfectamente la efectividad de unas imágenes bien cuidadas, por lo que su material busca este aspecto.

Más que denostar a otros partidos, se encarga de hacer una crítica, principalmente al gobierno federal. De ahí en fuera no cuenta acerca de su ideología, de sus principios rectores y mucho menos de su proyecto que, como político, pretende en este proceso electoral.

Ex diputado federal, ex senador y ex gobernador, el personaje también tiene un cuidado especial en su vestir. Si bien el estilo es sport, siempre se le ve impecable y cuidado al máximo todos los detalles.

Hay un ejemplo que ilustra los cuestionamientos que recibe. Por ejemplo, un usuario identificado como Don Pajarito escribe: “La verdad es que tu discurso podría ser el mismo que el de un candidato priista o panista.

¿Con qué ideología política comulgas? ¿Cómo te definirías políticamente? ¿Cuál es el modelo de Estado al que encaminarías a México?

Porque hablar de corrupción es muy fácil, pero verlo como un fenómeno aislado es reducirlo banalmente, es dejar de lado a sus causas sistémicas”.

La actitud del candidato es no responder a ninguna de las interacciones de sus seguidores.

El perfil de Sánchez Anaya registra un total de 257 seguidores a los que no busca convencer mediante hashtag alguno. No se encontraron perfiles del candidato en ninguna red social ni en otro sitio de la www.

Partido Humanista / Aldo Ortega Cervantes

La foto de su perfil es muy desparpajada y sin cuidado sobre la función que debe tener; se trata de una selfie que genera mucho ruido y es poco atractiva por estar tomada tan cerca. La foto de su portada es más atractiva y tiene un efecto de promoción del partido más que del candidato.

Hasta la fecha de consulta del perfil del candidato, las dos únicas publicaciones que aparecen son la foto de perfil y la foto de portada. De ahí en fuera no existe mayor información que refiera al candidato, ni a sus ideas, ni a su propuesta, ni a su plataforma e ideología política.

Solo son fotografías; una realizada para el propósito de promocionar a un partido político y la otra que busca presentar al candidato.

No hay interacción de ningún tipo, ni siquiera sus potenciales seguidores comentan los estados que publica.

Al investigar el número de seguidores, aparece la leyenda: “No hay amigos para mostrar”. Evidentemente no cuenta con otras formas de interacción social ni página web.

Partido Encuentro Social / Martha Ivonne Armenta Cervantes

La foto de su perfil evidencia cuidado en lo que quiere transmitir la candidata. Una foto bien lograda técnicamente. La foto de portada, une al partido con la candidata, aunque la distribución de los elementos hace que la foto de perfil oculte el logotipo del partido.

Fundamentalmente se centra en contar, de manera muy breve, su etapa política desde los trabajos partidistas de selección de candidatos, hasta su nominación como candidata, pasando por algunas declaraciones de personajes de su partido que la animan.

De ahí en fuera no ha publicado nada relacionado con su campaña política. La mayor parte de lo que publica son exclusivamente fotografías, aunque les resta importancia al publicarlas como álbumes y no como fotografías individuales que podrían generar un mayor impacto.

En algunos casos se limita a reproducir las publicaciones hechas por algunos medios de comunicación.

Según la evidencia de su página de Facebook, la candidata es una mujer que gusta de vestir con propiedad. Se aclara, sin embargo, que se trata de actos donde se requiere formalidad, pues no aparece en actos de campaña.

No interactúa con sus seguidores, a pesar de que en algunas publicaciones sus simpatizantes le alaban su belleza física y de ser humano.

En este perfil se encontraron únicamente 18 seguidores. También se confirmó la no existencia de otras redes sociales o página de internet.

Partido Verde Ecologista de México / Mario E. Aguilar Candelas

No se encontró perfil de ninguna red social ni página web.

Movimiento Ciudadano / César Carvajal González

No se encontró perfil de ninguna red social ni página web.

* Reporte especial: EDGAR R. CONDE CARMONA

Comentarios