Aseguran a falso gestor; escandaliza en el Congreso Local

En las pasadas horas, se registró un altercado entre dos personas quienes se hicieron de palabras en pleno vestíbulo del Congreso Local, donde a un supuesto gestor le fue exigido de manera airada y pública entregara documentos que tenía en su poder producto de una falsa gestión.

Y es que el padre de una agraviada de nombre Aaron Lima Xolocotzi, le demandó a un sujeto que entregara los papeles para que le fuera otorgada una plaza laboral, lo que desencadenó que intercambiaran frases fuertes, lo que provocó la intervención de los encargados de seguridad de este poder.

Empero, el hombre identificado como Ricardo Luna Bernal, originario de Santa Inés Tecuexcomac en Ixtacuixtla, intentó por todos los medios convencer a la persona que le exigía la documentación le acompañará para que le entregará lo que le estaba requiere de en ese momento.

Dentro del alegato el agraviado se negó rotundamente y hasta exigió la presencia de policías; fue entonces que Luna Bernal intentó abandonar el recinto por lo que se registró la segunda serie de empellones.

Ya en el exterior del Congreso continuó la discusión, lo que obligó a los elementos de seguridad de ese poder a solicitar la presencia de la policía estatal, lo que se logró minutos más tarde, fue entonces que el supuesto gestor, empezó a hace llamadas solicitando apoyo a sus interlocutores.

A continuación, intentó convencer a los uniformados de la CES, para que dejarán que las cosas se resolvieran entre particulares, acción que ocupó varios minutos. Mientras que uno de los policías de la patrulla realizaba la consulta correspondiente al banco de datos de seguridad nacional.

Lo que habría dado positivo al análisis de los datos personales del sujeto, por lo que fue informado de que sería puesto a disposición de la autoridad en calidad de presentado. En ese momento confrontó a un reportero de la fuente a quien le prohibió que no tomara imágenes del hecho.

Fue entonces que al lugar arribó otro comunicador quien inicio con tomas fotográficas del hecho que se registraba en esos momentos en plena vía pública, lo que provocó la reacción encolerizada de quien sería asegurado.

Al mismo reportero lo confrontó de manera verbal, casi a punto de irsele encima a los golpes, a lo que le fue aclarado que trabajaba para un medio de comunicación, lo que de momento lo frenó sus intensiones, pero no bajó los ánimos de la persona quien fue asegurado por la policía estatal.

* Información SERGIO ESPINOZA

Comentarios