Agreden a trabajador del ayuntamiento de Apizaco

La falta de condiciones para desarrollar su labor y las carencias en cuanto a seguridad social, fueron puestas en evidencia, luego de que un trabajador del Ayuntamiento de Apizaco, que se desempeña como velador del mercado municipal “Guadalupe” fuera agredido por dos sujetos, quienes reaccionaron de forma violenta cuando se les pidió se retirarán de ese centro de abasto.

De acuerdo al relato hecho a este medio, el pasado sábado 04 de Abril al rededor de las 18:35 horas, Jose Zacarías Baltasar Cortés García de 52 años de edad al iniciar su jornada como velador en el mercado viejito de la ciudad de Apizaco, se percató que dos jóvenes se encontraban ingiriendo bebidas embriagantes al interior del citado espacio.

A los que pidió salieran de ese espacio, ya que estaban a punto de cerrar el inmueble, además de que esta prohibido ingerir bebidas alcohólicas en el mismo, por lo que se vio obligado a llamar a la policía hasta en tres ocasiones lo que no obtuvo respuesta positiva, y dio origen a que los etílicos personajes iniciarán con una violenta agresión.

Siendo uno de ellos quien se acercó amenazador, profiriendo frases ofensivas y saltó para arrancar una cámara de con que cuenta el mercado, con la cual asesto fuerte golpe en el rostro del trabajador, el que tambaleante se movió hacia atrás, al tiempo de que el acompañante del agresor lo sujeto por el chaleco que vestía y lo obligó a caer, aprovechando la superioridad numérica y su juventud.

Propinandole a continuación una fuerte golpiza, ya que el vigilante estaba en el suelo sucio del mercado, no obstante el hoy agraviado, pudo solicitar auxilio a una patrulla de la municipal que pasaba por el acceso sur que da a la calle Aquiles Serdán, de la que los elementos actuaron con prontitud logrando asegurar a uno de los agresores, mientras que el otro se dio a la fuga.

Mismo que fue conducido a los sepáros de la Dirección de Seguridad Pública, Protección Civil, Vialidad y Transporte (DSPMPCVyT) de la comuna, a pesar de la supuesta negativa de los uniformados, hasta donde acudió en compañía de sus familiares y un representante legal, para que se procediera en consecuencia.

Donde la Juez que estaba de turno, se negó a poner a disposición del Ministerio Público al detenido, a pesar de que hubo un señalamiento directo por parte del agraviado, alegando de manera incongruente, que tanto ella como los elementos podían perder su empleo por privar de su libertad al presunto agresor.

Logrando después de tantas trabas, un convenio que permitiría a Baltazar Cortés, el ser atendido de manera inicial ya que carece de esa prestación por parte de la comuna, por lo que fue llevado al Hospital San Martín de Porres, donde se le realizaron algunos estudios y curaciones, las cuales Martín Hernández Hernández el agresor cubrió a regañadientes.

* Información SERGIO ESPINOZA

Comentarios