Desata movilización de la PF en el Arco Norte la denuncia de un supuesto delito

La madrugada de este miércoles, cinco personas que aseguraron haber escapado de una emboscada perpetrada por desconocidos en Arco Norte que pretendían atracarlos.

Incluso, relataron la supuesta desaparición de una familia de cinco integrantes que dijeron fueron sorprendidos cuando transitaban en el Arco Norte, a la altura del municipio de Españita.

Según versión de los afectados, relataron que al circular sobre la citada carretera, aproximadamente en el kilómetro 210, con sentido hacia la ciudad de Texmelucan fueron sorprendidos por una especie de cama de piedras que provocaron al parecer que un neumático se averiara.

Relataron que en ese momento se vieron afectados tres vehículos, dos de ellos, un vehículo marca Chevrolet, tipo Aveo, color plata, con placas de circulación TZU-35-44 del estado de Puebla y un Volkswagen, tipo Pointerm color blanco con metálicas LZB-81-90 del Estado de México, tripulados por los cinco testigos que narraron los hechos a este medio, y uno más con características similares al Aveo, el que sólo reconocieron como color Arena, sin dar más detalles.

Comentaron que al verse afectados, los tres vehículos se detuvieron en ese orden, siendo que los cuatro tripulantes del vehículo blanco colocaron un fantasma brillante detrás del auto color arena para señalizar y evitar percances, siendo que uno de ellos reconoció que al interior del vehículo arena viajaban cinco personas, un hombre de mediana edad, dos mujeres, un niño de alrededor de once años y un bebé.

“Después de las piedras nos encontramos al compañero y como pude controle el carro porque se me jalaba con la llanta ponchada y nos paramos como a diez o seis metros uno de otro, y atrás de nosotros se paro la familia”, expresaron.

Al proceder a cambiar los neumáticos averiados, dijeron “llegó el tercer carro y yo saque los fantasmas para avisarle a la circulación y mi sobrino pone el otro fantasma atrás del tercer carro… Intentamos hacer la mano pionera y en lo que me acercó al tercer carro me doy cuenta que hay unos sujetos que a mentadas de madre y armados atacan a la familia”.

Posteriormente, citaron que desde la maleza habrían salido al menos cinco sujetos armados que pretendían atracarles, encañonado a los ocupantes del vehículo arena, y detonando en tres ocasiones las armas, huyendo los restantes para ponerse bajo resguardo, desconociendo el paradero de los supuestos agredidos.

Al preguntarle sobre su reacción ante los hechos asestó: “lo que hice fue jugármela. Seguí caminando y los ignore fue cuando oí el otro plomazo, y lo que hice fue correr y echar a andar el carro, así nos lo trajimos con la llanta reventada”.

Otro testigo detalló “cuando venia mi tío se oyó el segundo plomazo, bajamos la cajuela volteamos cuando se oyó el tercer (disparo) y vi como el señor ese caía sobre el cofre del coche, nos arrancamos y nos fuimos, el señor (conductor del otro vehículo) se arrancó también, con dos birlos, así se jaló” aseguró.

Asimismo, apuntaron que durante el trayecto a la caseta ubicada en Texmelucan, en plena huída hicieron varias llamadas al servicio de emergencias alertando de lo sucedido, hasta lograr hacer contacto con elementos de la Policia Federal (PF).

Los efectivos peinaron la zona por espacio de varias horas peinaron al igual que paramédicos de la Cruz Roja Mexicana y este medio, pero no se logró localizar al vehículo o las personas que habrían disparado en contra de la familia, así como tampoco se pudo esclarecer sobre la existencia siquiera de la misma, generando incertidumbre por la situación.

Tampoco posible localizar rastro de las piedras o los restos del neumático por lo que quedó en el misterio qué ocurrió la madrugada de este miércoles.

Finalmente, los sobrevivientes del incidente pidieron se investigue y se de con el paradero de los integrantes de la familia que según la historia se encontrarían desaparecidos

* Información ALFREDO GONZÁLEZ

Comentarios