Advierten feligreses de Ayometla que acudirán a Arquidiócesis

Feligreses del municipio de Ayometla, se plantaron frente a la Diócesis de Tlaxcala, para exigir una solución definitiva al conflicto que lleva más de tres semanas y cuya actuación del presbítero René Juárez Méndez, supuestamente ha generado división entre la población de esta localidad.

Desde temprana hora los quejosos se apostaron frente a las oficinas centrales de esta institución religiosa para demandar un diálogo directo con el obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón a quien acusaron de “cerrazón”, pues se ha negado a atenderlos para abordar dicho caso.

Con pancartas y gritos de protesta, los lugareños demandaron una vez la destitución del cura, pues afirmaron que se ha dedicado a asumir una postura que va en contra de las reglas de la iglesia, empero, se han encontrado que Moreno Barrón, lo tiene protegido.

Lo cierto, es que un grupo de personas encabezadas por Luis Morales Morales ingresó en el interior de la mitra a fin de abordar el caso, por lo que las autoridades eclesiásticas informaron que el máximo jerarca de la iglesia católica no se encontraba, y más aún que su agenda estaba demasiado ocupada con motivo de la Semana Santa.

Mientras que afuera los quejosos lanzaron consignas en contra de la Diócesis e incluso advirtieron que en caso de no solucionar sus demandas acudirán a la Arquidiócesis Primada de México, para exponer su problemática y desde luego, evitar el diálogo con el obispo.

Una vez que la comisión de vecinos salió, Luis Morales Morales expuso que lamentablemente Francisco Moreno no los recibió y por lo tanto, fue imposible llegar a un acuerdo, pero dejó claro que sigue en pie su exigencia para que el cura sea removido de Santa Catarina y desde luego, de que sean desconocidos algunos fiscales.

Es más, fustigó el hecho de que el obispo promueva la paz en su sermón del domingo de ramos y “no sea capaz de escucharnos… desgraciadamente llegamos divididos a la Semana Santa, eso no es de Dios, pero abogamos porque alguna autoridad eclesiástica nos escuche”.

Cabe señalar que los feligreses retornaron al municipio de Ayometla, no sin antes advertir que podrían regresar este martes, pero fue evidente que los feligreses causaron tráfico tras cerrar la calle que conecta al centro histórico de la capital del estado.

* Información JAVIER CONDE

Comentarios