Se registra zafarrancho en Ayometla por culpa del presbítero

Este domingo, creyentes católicos de varias localidades se confrontaron y llegaron a las manos, cuando un pobladores de Santa Catarina Ayometla, mostraron su inconformidad abiertamente ingresando al atrio del templo, para intentar expulsar a Rene Méndez Juárez el vicario de esa localidad.

Al desarrollarse la homilía dominical con motivo del Día Internacional de la Mujer, presidida por Méndez Juárez, un centenar de vecinos y pobladores  de la cabecera municipal, ingresaron poco a poco, para apostarse frente al altar intentando quitar el micrófono y el sonido que estaba siendo utilizado para la celebración.

Lo que dio pie a que los presentes en su mayoría mujeres, comenzarán a colocar una valla humana frente al templete y entonando cánticos, cobijaron al párroco incómodo quién se mostró nervioso y dubitativo, ante lo que estaba ocurriendo en la parroquia que preside.

Por varios minutos, las partes antagónicas intercambiaron frases cargadas de odio, a la par de empujones y jaloneos tornando la situación volátil en extremo, mientras que el grupo coral y musical interpretaba una melodía con mensaje religioso la que se prolongó por unos treinta minutos.

En tanto la situación parecía no bajar de intensidad, sin embargo los inconformes por la presencia del ministro religioso optaron por retirarse medianamente, lo que fue aprovechado por las mujeres que protegieron al párroco quienes reprocharon mediante el sonido local la intentona de sacar a Méndez Juárez del recinto religioso, por la supuesta modernidad de la gente y calificando el desaguisado de este día como una agresión en contra de la propia iglesia.

Mientras, afuera en la fuente del parque central de la comunidad, los antagónicos al religioso, donde se reorganizaron y procedieron a intentar cerrar la reja que protege la entrada principal, quitando los candados que sujetaban las estructuras metálicas ayudados con un marro.

Lo que fue evitado por algunas mujeres y hombres, quienes se tornaron agresivos y comenzaron una serie fuertes empujones y agresiones verbales, incluso llegando a lesionar a dos hombres en los brazos a mordidas, mientras a unos metros se continuaba con la celebración eucarística de este domingo, en la que una y otra vez con el micrófono se denunciaba la agresión al sacerdote incómodo.

Fue entonces que intervino la fuerza pública, a través de uniformados de la Policía Estatal pertenecientes a las Comisión Estatal de Seguridad (CES), quienes lograron distensar las cosas y conminando a los creyentes de ambos bandos a que se mantuvieran alejados del punto de conflicto, lo que afortunadamente se logró.

Al tiempo de iniciar con una asamblea de pueblo al exterior de una escuela justo enfrente del parque y el templo católico en disputa, donde los presentes reprocharon la serie de abusos en que supuestamente se ha incurrido, como es el hecho de que el presbítero pretende eternizarse al frente de parroquia, una supuesta relación más allá de lo espiritual con una mujer, además de que ha conformado la Comisión religiosa a modo, la que permite cobros excesivos por los servicios que presta a la comunidad:

“Que se vaya el padre ya no lo queremos esta provocando que nos enfrentemos entre hermanos…’muerto el perro se acabo la rabia’, que se vaya” reprocharon en la reunión que tuvieron con los representantes del Gobierno del Estado.

Finalmente al no ver respuesta por parte de las autoridad eclesiásticas y civiles, amagaban los habitantes de Ayometla, con tomar la presidencia para ejercer presión, ya que el Agente del Ministerio Público se declaró incompetente para atender la denuncia que se pretendía interponer por las lesiones registradas en el segundo conato de enfrentamiento.

A lo que mediante el diálogo, se logró llegar años acuerdos de acudir este lunes a la Mitra en la ciudad de Tlaxcala, para entrevistarse directamente con Francisco Moreno Barrón el Obispo de Tlaxcala, quien por cierto hasta el momento no se ha pronunciado en relación al sensible tema, del Sacerdote que se ha tornado muy incómodo.

Y que este día, se ha escudado en las mujeres -que no son de esa población-para evitar ser expulsado de la parroquia de Santa Catarina Ayometla, mismo que se negó a dar alguna versión a los medios, escudandose de nueva cuenta detrás de otra mujer al parecía.

* Información SERGIO ESPINOZA 

Comentarios