Los derechos humanos no es un asunto de partidos políticos: ADF 

Al participar en el informe de actividades de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, la Senadora por Tlaxcala, Adriana Dávila Fernández, consideró que las garantías individuales no es un asunto de partidos políticos, pero si una responsabilidad de todos hacer valer y cumplir este mandato constitucional

 

Agregó que a pesar de no pertenecer al mismo partido político, las integrantes de esta Comisión han mostrado la capacidad de concretar acuerdos y analizar temas que van más allá de los colores partidistas, eso muestra que hay poder de decisión para dirigir el rumbo correcto.

 

“Hoy nuestra responsabilidad mayor para quienes ocupamos un cargo de elección popular, como es el Senado de la República, es justamente lograr acuerdos y consensos”.

 

Indicó que el valor más destacable de la Comisión de Derechos Humanos del Senado es el diálogo sin evidenciar o difamar.

 

Lo más importante que ha hecho esta Comisión, me parece, es poner sobre la mesa temas fundamentales en los que incluso sin estar de acuerdo con posiciones de carácter gubernamental o con quien hoy ocupa el Gobierno federal, hemos sido capaces de respetar en esta materia a quienes hoy gobiernan este país y a quienes en sus trincheras están haciendo este trabajo.

 

Resaltó que por primera vez existe una iniciativa preferente que habla sobre derechos humanos, la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes;  el nombramiento de un nuevo titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en las que se buscó en todo momento los consensos con objetividad.

 

Igualmente destacó el acercamiento con diversas asociaciones civiles, a las que se les ha dado voz de todo tipo.

 

Para nadie es desconocido que el país atraviesa momentos difíciles en esta materia, que esto que se ha llamado por otros países, por los organismos internacionales, como una crisis en materia de derechos humanos, no sólo corresponde a un gobierno resolverla, ni sólo corresponde a una Comisión como la del Senado de la República, es también responsabilidad de todos”.

 

Dávila Fernández, precisó que los derechos humanos no pueden negociarse; el derecho humano es eso, un derecho inherente desde que nacimos.

 

La lucha de los partidos políticos en la arena electoral es una, pero la lucha de los partidos políticos en la política pública debe ser otra y es obligación de nosotros, desde el Senado de la República, desde la Cámara de Diputados, desde los congresos locales, desde las comisiones estatales, desde la Comisión Nacional y desde las distintas trincheras que ocupan las asociaciones civiles, es mejor construir un país mejor.

 

Ante funcionarios e invitados especiales a este informe de actividades, Dávila Fernández, reconoció el desempeño de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República.  

Comentarios