“La Ley de Protección al Maguey tiene 50 años sin reformarse”: Parra

En el Congreso del Estado, diputados locales presentaron la iniciativa para crear la Ley de Difusión, Fomento y Protección del Maguey y sus derivados, donde proponer aplicar sanciones severas para todos aquellos que atenten contra esta planta, ya que la actual legislación tiene más de 50 años de antigüedad y jamás ha sido actualizada.

En la tribuna, la diputada del PRi, Sinaí del Rocío Parra Fernández presentó dicha iniciativa en la cual menciona que las condiciones agrícolas y sociales han cambiado respecto a los años sesentas, lo que obliga una adecuación constante del marco normativo que alude a estas materias.

“En el caso concreto, la Ley de Incremento y Protección al Maguey Fino para el Estado de Tlaxcala, en sus escasos diecisiete artículos, -norma el ‘Maguey Fino’, también denominado ‘Pulquero’- sólo se limita a incentivar su cultivo y lo más grave es que fue emitida en 1972, hace ya más de cincuenta años”, refirió.

Ante ese panorama, dijo que es claro que debe adecuarse a las nuevas condiciones del campo tlaxcalteca, por otro lado, el marco normativo, dada la redacción actual del párrafo doce del artículo cuatro de “nuestra Carta Magna, que debe contemplar una línea no solo de fomento y protección sino de difusión”.

Aseveró que a la fecha, el declive en el cultivo de maguey sigue siendo una realidad, de tal suerte que el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (Siap) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), a la fecha no tiene registrado ningún dato certero sobre este cultivo en la entidad.

“Los pocos datos serios de población magueyera existente, provienen de estudios académicos y de particulares… por ello, se reafirma la importancia que tuvo y puede volver a tener el cultivo del maguey, con fines de recuperar suelos y evitar su erosión para contribuir al equilibrio ecológico y la protección del medio ambiente”, indicó.

Por su parte, Heriberto López Briones comentó que en el año 2013, los resultados de las investigaciones efectuadas en el proyecto “El Maguey, Cultivo y Cultura en la Región Centro del País” bajo el amparo del Fideicomiso de Desarrollo Regional Centro País (FIDCentro), se obtuvieron datos importantes sobre la extinción del maguey.

“A estas tendencias desalentadoras, deben sumarse las graves amenazas que enfrenta el cultivo del maguey, la problemática fitosanitaria causada por el picudo del agave -también conocido como pinacate- ha afectado plantaciones en el municipio de Alzayanca, situación a la que no ha podido hacerse frente en virtud de la inexistencia de legislación que regule el cultivo, campañas de cuidados, manejo y explotación del maguey en Tlaxcala”, refirió.

“Amenazas no naturales, -expuso- son los denominados magueyeros, penqueros y barbacoyeros; las investigaciones realizadas demuestran que dado que el 95% de la producción de carne de ovinos en el país, se destina a la elaboración de barbacoa, la demanda de pencas de maguey para su elaboración ha aumentado”.

Por otro lado, apuntó que el precio de la docena de pencas de maguey es nada redituable; basta decir que en noviembre de 2013, la docena de pencas de maguey al menudeo se cotizada ciento veinte pesos. Aunado a este terrible panorama, súmese que la mayoría de estas pencas son sustraídas de manera ilícita de las plantaciones.

Otro grave problema -dedujo- son los mixioteros, la obtención de mixiote, que no es otra cosa sino la epidermis de las pencas jóvenes del meyolote (centro del maguey), se realiza cortando el meyolote del maguey, lo cual conduce a la inminente muerte de la planta.

De igual forma, sentenció que esta actividad comercial no resulta redituable a los productores de maguey, aunque desde luego, si a quienes hacen la extracción de forma ilícita, basta advertir que en los mercados de Tlaxcala y de Texcoco, al menudeo el mixiote se cotizaba entre 30 y 40 pesos, por ello, la urgencia de proteger cabalmente a dicha planta.

* Información JAVIER CONDE

Comentarios