Emboscan y matan a policía federal originario de Tlaxcala

Eje­cu­ta­do de dos ba­la­zos en la ca­be­za, fue en­con­tra­do el pasado sábado, muy cer­ca de su do­mi­ci­lio, en el in­te­rior de su au­to­mó­vil, el ca­dá­ver de un ele­men­to de la Po­li­cía Fe­de­ral originario del estado de Tlaxcala; los hechos se registraron en Ecatepec, Estado de México.

Au­to­ri­da­des po­li­cia­cas de aquella entidad in­for­ma­ron que has­ta el mo­men­to se des­co­no­ce con exac­ti­tud las po­si­bles cau­sas por las que el po­li­cía fe­de­ral fue ase­si­na­do, aun­que no des­car­ta­ron que el uni­for­ma­do por sus mis­mas fun­cio­nes co­mo po­li­cía ha­ya si­do eje­cu­ta­do en una ven­gan­za de pre­sun­tos in­te­gran­tes del cri­men or­ga­ni­za­do, por lo que en un in­ten­to por acla­rar el cri­men y lo­grar la iden­ti­fi­ca­ción y cap­tu­ra de los res­pon­sa­bles, ele­men­tos de la Po­li­cía Mi­nis­te­rial y com­pa­ñe­ros del oc­ci­so ya ini­cia­ron con las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes y tra­ba­jan de ma­ne­ra coor­di­na­da.

El ca­dá­ver del po­li­cía fe­de­ral, iden­ti­fi­ca­do por me­dio de su ga­fe­te co­mo Cé­sar Cua­te­pot­zo Sán­chez, de 39 años de edad, originario de la capital Tlaxcalteca, fue en­con­tra­do es­ta ma­ña­na, en el in­te­rior de su au­to­mó­vil, un Volks­wa­gen, ti­po Jet­ta, co­lor ne­gro, sin pla­cas de cir­cu­la­ción, aban­do­na­do en la es­qui­na de las ca­lles Ig­na­cio Allen­de y Re­vo­lu­ción, en la Co­lo­nia Ar­bo­li­tos Xa­los­toc.

De­bi­do a que el oc­ci­so, quien ves­tía su uni­for­me, vi­vía muy cer­ca de la zo­na, va­rios de sus ve­ci­nos, al dar­se cuen­ta que se en­con­tra­ba den­tro de su au­to y que al pa­re­cer ha­bía si­do ase­si­na­do a ba­la­zos, de in­me­dia­to die­ron par­te a la po­li­cía, por lo que mi­nu­tos más tar­de se pre­sen­ta­ron en el lu­gar ele­men­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal y de la CESC, quie­nes al con­fir­mar que el uni­for­ma­do es­ta­ba muer­to acor­do­na­ron y des­pe­ja­ron to­da la zo­na y pi­die­ron la in­ter­ven­ción del mi­nis­te­rio pú­bli­co pa­ra que die­ra fe de los he­chos.

Du­ran­te las pri­me­ras ins­pec­cio­nes ocu­la­res que prac­ti­có en la es­ce­na del cri­men, el mi­nis­te­rio pú­bli­co in­for­mó que el fe­de­ral que­dó en el asien­to del con­duc­tor y que pre­sen­ta­ba dos ba­la­zos en la ca­be­za, ade­más de que se cree que sus ver­du­gos lo sor­pren­die­ron y em­bos­ca­ron y al te­ner­lo de fren­te le dis­pa­ra­ron en re­pe­ti­das oca­sio­nes con ar­mas de fue­go, pues al­re­de­dor del Jet­ta se en­con­tra­ron al me­nos seis cas­qui­llos per­cu­ti­dos de pis­to­las ca­li­bre .9 mi­lí­me­tros.

Po­li­cías mi­nis­te­ria­les in­for­ma­ron que por lo que se pu­do apre­ciar en el lu­gar, los pre­sun­tos ho­mi­ci­das ya sa­bían que el fe­de­ral vi­vía en esa zo­na y se­gu­ra­men­te tam­bién sa­bían a qué ho­ra lle­ga­ba a su ca­sa, por lo que lo es­tu­vie­ron es­pe­ran­do im­pa­cien­te­men­te y al te­ner­lo a la vis­ta lo in­ter­cep­ta­ron y sin dar­le tiem­po de na­da lo eje­cu­ta­ron a ba­la­zos, pues ni si­quie­ra le die­ron opor­tu­ni­dad de que sa­ca­ra su ar­ma de car­go pa­ra de­fen­der­se y re­pe­ler la agre­sión.

Los mi­nis­te­ria­les, se­ña­la­ron que una de las prin­ci­pa­les lí­neas de in­ves­ti­ga­ción que ya se tra­ba­jan pa­ra acla­rar el cri­men es que po­si­ble­men­te el po­li­cía fe­de­ral fue ase­si­na­do en una ven­gan­za re­la­cio­na­da con sus mis­mas ac­ti­vi­da­des co­mo po­li­cía, hecho que podria confirmarse des­pués de que fa­mi­lia­res y com­pa­ñe­ros del uni­for­ma­do sean in­te­rro­ga­dos y con­for­me avan­cen los tra­ba­jos po­li­cia­cos.

* Información ALFREDO GONZÁLEZ 

Comentarios