Desalojan inconformes de Ayometla la iglesia de Santa Catarina 

La noche de este miércoles, personal  de la Dirección de Gobernación estatal acudió al templo de Santa Catarina en Ayometla para entrevistarse con los líderes de los grupos antagónicos que estaban al interior, a los que de manera cordial conminó a retirarse en búsqueda de una solución.

Diálogo que logró sus frutos al rededor de las 20:40 horas, cuando primeramente la docena de feligreses que supuestamente estaban cautivos al interior del complejo religioso que integran la parroquia, la notaria y espacios contiguos, mismos que habrían de estar resguardando el inmueble y su posesiones por instrucciones de René Méndez, el presbítero al que apoyan.

No así para la parte antagónica, que por más de 36 horas, se mantuvo en le atrio que está al frente del inmueble religioso, que integraban un grupo compacto y muy superior a los adeptos de Méndez Juárez, quienes se negaban a retirarse ya que continuaban en su postura de exigir la salida del ministro católico.

Por espacio de poco más de una hora, la representación de la Secretaría de Gobernación, explicó a los inconformes por la presencia del presbítero, que la situación se estaba tornando delicada y que apuntaba incluso a judicializarse, lo que podría derivar en sendas denuncias penales ante las instancias federales y estatales, llámese PGR y PGJE.

Lo que estuvieron cavilando por rato, para al filo de las 21:30 horas acceder de manera cordial a retirarse del espacio dedicado a la oración, el que fue recorrido por los representantes de ambas partes, quienes se percataron de que no quedara una puerta sin cerrar.

Lo que se realizó también para los accesos al atrio los cuales quedaron cerrados con cadenas y candados propios de la parroquia en disputa, esto ante la mirada de elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) quienes desde una distancia prudente vigilaron que la situación no se saliera de control.

Uno a uno y en conjunto, ambos grupos fueron abandonando el inmueble observados también por los habitantes y feligreses que los apoyaban, para dejar cerrado el templo católico y quedarse pequeñas células en las inmediaciones del parque que está al frente de la parroquia en honor a Santa Catarina de Alejandría.

La que se queda sellada bajo resguardo de los habitantes de ese municipio, unos defendiendo la estadía de Rene Méndez el párroco incómodo y los otros, que exigen la salida de una sola persona que incluso ha divido a las familias y hasta el pueblo entero, situación que esta apoyando la Diócesis de Tlaxcala.

Quienes han anunciado que el próximo viernes se podría recrudecer la situación, la que la pasada noche tiene unas horas de respiro y tranquilidad, ya que estarán acudiendo de nueva cuenta a buscar el diálogo con Francisco Moreno Barron, el máximo jerarca de la iglesia en Tlaxcala quien hasta el momento ha desdeñado a atenderles y ha enviado en su lugar al Vicario General.

* Información SERGIO ESPINOZA

Comentarios