Justifica PAN su cerrazón para negociar con el PRI

Los integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) del Congreso del Estado de Tlaxcala, defendemos nuestro trabajo y no aceptamos que legisladores de otras fuerzas políticas hayan señalado que miembros de nuestra bancada no cumplen acuerdos políticos.

 

Por ello, lamentamos las declaraciones agresivas, sin sentido, y fuera de lugar de nuestro compañero de Legislatura, el diputado priista Florentino Domínguez Ordóñez, sobre el trabajo de algunos compañeros de Acción Nacional que lo que único que han hecho es cumplir con su responsabilidad y con la ciudadanía tlaxcalteca.

 

Lamentamos aún más, que no refleje la trayectoria política que tiene y debería caracterizarlo, ya que con sus comentarios ligeros no demuestra capacidad para concretar acuerdos y consensos con las demás fuerzas políticas.

 

Sostenemos que nunca se acercó al diputado Julio César Álvarez García, quien como coordinador de los legisladores de Acción Nacional, es el único indicado para llegar a concretar acuerdos y consensos entre fuerzas políticas.

 

Sin embargo, Florentino Domínguez,  para tratar de justificar su falta de capacidad para la mediación y el diálogo, acusa al compañero José Gilberto Temoltzin Martínez de faltar al honor en los acuerdos, siendo que la voz del grupo Parlamentario de Acción Nacional recae en el diputado Julio César Álvarez García.

 

Igualmente, seguimos pensando que el grupo Parlamentario del PRI vive en el pasado, pues su coordinador muestra actitudes que, a la vista de todos, son claramente autoritarias.

 

Le recordamos a los compañeros del PRI que en el Congreso existen 32 diputados con voluntad propia para decidir y que ellos son sólo nueve y es por eso que no pueden pretender imponer su voluntad a los demás legisladores.

 

Ya no estamos en el año 2014 cuando presidían la Junta de Coordinación y Concertación Política donde las prácticas autoritarias y el agandalle político eran las constantes en su ejercicio.

 

Los legisladores priistas juraron cumplir y hacer cumplir la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tlaxcala, y ahora pretendían violentarla queriendo designar a un magistrado más de los que por mandato Constitucional debe haber.

 

Por cierto, recordamos a los priistas que la Iniciativa para reformar la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial que incluía reducir a nueve el número de magistrados del Tribunal Superior de justicia data del año 2012 y fue propuesta por el Gobernador Mariano González Zarur, por lo que su pretensión de imponer a un juzgador más de los necesarios para tener a diez, solo evidencia la incongruencia política con la que se conducen.

Comentarios