Orlando, Jorge Luis y compañía…

Escribe JAVIER CONDE GUTIÉRREZ

Vaya que el escándalo Apizaco se remonta desde hace dos años, cuando algunos exdiputados locales pidieron que no se aprobará la cuenta pública de Orlando Santacruz por estar plagada de supuestos yerros y excesos, sin embargo, la voluntad del PAN con la complacencia se impuso.

Lo mismo ocurrió en la cuenta pública de 2013, cuando el propio Órgano de Fiscalización Superior (OFS) propuso a la Comisión de Finanzas no aprobar la misma, ya que había diversas irregularidades y también no pasó nada.

Ambos casos apenas son la punta del iceberg de la pésima y dudosa fiscalización de los recursos públicos tanto del auditor superior como de los diputados, donde todo parece indicar que su actuación es de favoritismo que antes cumplir con el espíritu de la fiscalización.

Es delicado que salgan a relucir este tipos de casos y uno a otro se eche la bolita, con respecto a la aparición de una factura apócrifa por la cantidad de 310 mil pesos que supuestamente fue entregada al OFS para justificar un pago por servicios médicos de la comuna de Apizaco.

Y es que es reprobable que el propio auditor superior, Crispín Corona Gutierrez haya dicho a la prensa que no se dio cuenta sobre el ingreso de esta factura, lo que deja entrever las miserias que tiene el OFS para revisar facturas de los entes públicos.

Ahora, la enredadera llega a los exsíndicos Rocío González Chávez y Julio César Hernández Mejía quienes intentaron justificarse de lo ocurrido. Ambos dicen que no saben nada cuando en realidad eran los súper cuates de Santacruz Carreño.

En una rueda de prensa, al estilo “La Gaviota” la esposa del alcalde de Apizaco, Jorge Luis Vázquez Zárate buscó justificarse pero no convenció en sus palabras. En un encuentro a modo con algunos reporteros González Chávez se lavó las manos pero nuestra pregunta es ¿Cómo firmaba las cuentas públicas?…

Sin pruebas, en las manos dicha fémina salió a la opinión pública pero no convenció en sus argumentos por lo que es una obligación del Sistema de Administración Tributaria (SAT) investigar y denunciar penalmente a todos aquellos que manejaron recursos en la pasad administración.

De que es un asunto político, sin duda lo es, y no nos debe espantar que los panistas diriman así sus diferencias, lo que nos debe sorprender es cómo los diputados locales y el mismo OFS realizan su trabajo. Es lastimoso observar que anualmente se destinen millones de pesos en materia de fiscalización y que la canija tentación pueda más que la honestidad, la transparencia y el Estado de Derecho.

Las pugnas entre panistas dejaron al descubierto los excesos que han cometido en su forma de gobernar Apizaco, primero en el trienio de Alex Ortiz Zamora y posteriormente, Orlando Santacruz. Uno se pregunta si en verdad se distanciaron Jorge Luis y Orlando porque simplemente en el antaño vivían uno para el otro, claro en términos políticos. ¿Se les acabó el amor?…

Comentarios