Admite OFS jamás detectó factura “patito” de Apizaco por 319 mil pesos

El auditor superior, Crispín Corona Gutiérrez admitió que no coteja al cien por ciento con el Sistema de Administración Tributaria (SAT) la validez de las facturas de los 106 entes fiscalizables y aceptó que en el caso del municipio de Apizaco hubo una factura “apócrifa” por 310 mil pesos que no fue detectada en el ejercicio fiscal de 2012.

En entrevista, señaló que se podría investigar la posible falsificación de documentos en el municipio de Apizaco durante la administración de Orlando Santacruz Carreño, pero terminó por demostrar que su sistema de fiscalización es deficiente.

Y es que se ha ventilado en la opinión pública que una factura que se entregó a dicho órgano es falsa, mediante la cual la administración municipal anterior intentó justificar esa fuerte cantidad de dinero.

Corona Gutiérrez, admitió que no halló dicha irregularidad, pero dijo que constituye un delito el falsificar documentos fiscales, pero una vez más cometió un yerro al decir que no presentaría denuncia cuando la propia ley indica que el auditor debe denunciar los hechos cuando sepa de alguna irregularidad en el manejo de los recursos.

“A mí lo que me corresponde en este momento es investigar, no es una situación que nosotros hayamos iniciado, la inicia el titular de esa institución o el representante legal y es importante que él de su versión al respecto”, dijo textualmente.

Es más, dijo que no se puede descartar que haya más documentos “apócrifos” dentro de la cuenta pública de 2012, precisamente, cuando la esposa del ahora presidente municipal, Rocío González Chávez fungió como síndico procurador.

El auditor descartó que por el momento se tenga contemplada la apertura del expediente de cuenta pública correspondiente al ejercicio fiscal 2012, y que fue aprobada por la anterior legislatura en el último año de ejercicio de Orlando Santacruz Carreño.

No obstante, argumentó que el órgano podría entregará la información que le sea requerida por las instancias correspondientes del orden federal a fin de fincar o deslindar responsabilidades de ex funcionarios de Apizaco.

Aclaró que ya no se puede reabrir la cuenta pública de 2012 del municipio de Apizaco, salvo que alguien en lo particular solicite determinada información, pero dejó en evidencia de que hay más casos en otros ayuntamientos y lo principal la deficiencia para fiscalizar.

* Información JAVIER CONDE

Comentarios